sábado, 14 de noviembre de 2015

Arantzazu y los Franciscanos


Arantzazu: lugar privilegiado de encuentro entre lo humano y lo divino. Arantzazu: símbolo y referencia con fuertes raíces, con una dilatada e interesante historia. 
Arantzazu tiene pasado y tiene futuro. 

Los franciscanos, a quienes se les conoce como "los frailes de Arantzazu", han permanecido junto a la "Andra Mari” (Virgen María) más de cinco siglos (desde 1501). Sin ellos, este lugar sólo hubiese sido una anécdota. Guardaron la imagen de la Virgen y, en los momentos críticos, la fe del pueblo. 

Todo ello queda registrado en numerosas y variadas publicaciones, nacidas en el corazón mismo del santuario y sus moradores. A través de ellas, el lector tiene la oportunidad de adentrarse en el pasado y el presente del Santuario desde diferentes perspectivas y sensibilidades: historia, paisaje, arte, espiritualidad, poesía, canto…

Lo mismo ocurre con la historia de la Provincia Franciscana de Arantzazu (hasta el año 2002 denominada Provincia Franciscana de Cantabria), a la que pertenecen los frailes, el santuario y la editorial. Sin una comprensión del propio pasado, mal se puede entender el presente y peor proyectar el futuro. Este interés por conocer y comprender los orígenes se traduce en numerosas obras de carácter histórico en torno a la provincia y a los hermanos que la han ido conformando a lo largo del tiempo.

0 comentarios :

Publicar un comentario