jueves, 21 de abril de 2016

¡Loado seas, mi Señor, por los hermanos libros...!

¡Loado seas, mi Señor, por los hermanos libros...!

Con motivo del día Mundial de libro, como editorial franciscana queremos compartir con todos vosotros esta pequeña reflexión. La Sra. Irina Bokova, Directora General de la Unesco, en su mensaje con motivo de esta celebración, ha dicho:
“No hay nada como un libro. Un libro es el vínculo entre el pasado y el futuro. Es un puente entre generaciones y culturas. Es una fuerza para crear y compartir la sabiduría y el conocimiento.”
Nosotros, como creyentes, podemos añadir que un libro también es una fuerza para compartir la fe, para crecer en esperanza y en vida interior, para descubrir caminos de verdad, de misericordia, de solidaridad...

Francisco de Asís, en su Testamento, dice:
“Y dondequiera que encuentre en lugares indebidos los santísimos nombres del Señor y sus palabras escritas, quiero recogerlos, y ruego que se recojan y se coloquen en lugar decoroso. Debemos también honrar y venerar a todos los teólogos y a los que nos administran las santísimas palabras divinas, como a quienes nos administran espíritu y vida.” 
Quizá hoy Francisco hubiera añadido una estrofa más a su Cántico:
“Loado seas, mi Señor, por los hermanos libros, que nutren nuestro corazón y ensanchan nuestro pensamiento”.
En Ediciones Franciscanas Arantzazu llevamos muchos años publicando libros. Una de nuestras mayores apuestas ha sido siempre la espiritualidad franciscana. Estamos aquí para prestar un servicio a toda la Familia Franciscana. Queremos que nuestros libros sean puentes que nos unan en una sola familia que comparte un pasado, una historia y un patrimonio: Francisco y Clara de Asís. 

Eso es lo que nos mueve y nos motiva cada día para seguir trabajando en un mundo, como es el editorial, no siempre fácil, a menudo saturado de publicaciones, donde hay que poner mucho empeño para acertar en publicar obras de calidad que motiven su lectura.

Desde aquí te invitamos a que nunca dejes de leer para que nunca dejes de crecer.

0 comentarios :

Publicar un comentario